El síndrome de burnout

burnout profesoradoEl síndrome de burnout (o síndrome de “el quemado”) está muy relacionado con el estrés y las estrategias de afrontamiento. Existe una relación entre la persona y la valoración que ésta realiza acerca de los recursos o estrategias de afrontamiento que posee (y de si éstos son suficientes para atender a la demanda de la situación. En función de esta valoración individual, concluiremos que el suceso es amenazante o no. En base a dicha valoración, existen dos posibles resultados: uno, que se considere incapaz de cambiar el entorno amenazante o, dos, que considere que puede modificarlo (centrándonos en las emociones o bien en la resolución del problema, respectivamente).

Las estrategias para afrontar las situaciones del día a día forman parte de un proceso: “los esfuerzos cognitivos y conductuales constantemente cambiantes que se desarrollan para manejar las demandas específicas externas y/o internas que son valoradas como situaciones que exceden o desbordan los recursos de una persona” (Lazarus y Folkman, 1986). Siguiendo a estos autores, se pueden señalar como las principales estrategias de afrontamiento: la confrontación, el escape o evitación, la planificación, el distanciamiento, el autocontrol y aceptación de la responsabilidad, la búsqueda de apoyo social y la reevaluación positiva.

Cuando la valoración que realizamos concluye con que las demandas del ambiente superan los recursos y estrategias personales, y esta situación se prolonga en el tiempo, se genera un problema.

Según lo indicado, un acontecimiento en sí no es una causa de estrés, sino la valoración que hacemos acerca de la misma.

Concretamente, en el ámbito de la docencia, el estrés laboral se considera una de las principales fuentes que causan malestar en el profesorado, llegando a tener repercusiones significativas a nivel de salud, absentismo…

Hay que tener en cuenta que el afrontamiento es un patrón de respuesta susceptible de ser aprendido, también es un proceso dinámico que varía en función de la experiencia. Por lo tanto, requiere de un esfuerzo por parte del profesorado en aprender nuevas formas de enfrentarse, de manera que no le suponga malestar.

Algunos estudios apuntan que un mayor empleo de estrategias de reevaluación positiva se asocia con niveles más bajos en agotamiento emocional.

psicologaenmadridcentro
PSICOTERAPIA MADRID CENTRO

C/Mejía Lequerica, 3 – Madrid

T. 668 823 484

http://www.psicoterapiamadridcentro.com

 

Obesidad y ansiedad

1512580805764comer5.jpg

 

La obesidad se define como un exceso de grasa y la forma más aceptada para su valoración es el índice de Masa Corporal (IMC) que se obtiene dividiendo el peso en kilogramos por la altura en metros al cuadrado. Se considera que una persona tiene sobrepeso si tu IMC se encuentra entre 25 y 30, y obesidad cuando es superior a 30, siendo más grave cuanto mayor sea dicho índice. Afecta a millones de personas en todo el mundo.

Los pacientes que acuden a nuestra consulta, afirman comer por ansiedad, mostrando un gran sufrimiento ya que se ven incapaces de pararlo, y tras haber realizado varias dietas y visitado diferentes médicos, llegan a expresar que se sienten engañados porque sólo consiguen perder algunos kilos que al poco tiempo recuperan (o incluso ganan más peso por el efecto rebote). Esto sucede cuando la comida se utiliza para reducir el estrés, evitar el aburrimiento, etcétera, y no para reposición de nutrientes. En algunos casos, no encuentran motivos y no entienden bien por qué continúan haciéndolo.

Somos conscientes de que las emociones influyen en la ganancia de peso. De hecho, hay un tipo de apetito que llamamos hambre emocional. Consiste en comer con un objetivo diferente al de reponer nutrientes, sino más encaminado a evitar, minimizar un estado o emociones que resultan desagradables, percibiendo una sensación de compulsión o incontrolabilidad. En estos casos, interviniendo directamente sobre el trastorno emocional, el hábito alimenticio se modifica y logran regular la ingesta.

En el ámbito de la Psicología Clínica, la obesidad tiene diferentes causas: ambientales, genéticas y psicológicos.
Siempre recomendamos una intervención combinada que sea supervisada por diferentes especialistas. Una vez descartada o controlada la parte orgánica (médica), a nivel psicológico es necesario valorar e intervenir sobre los factores que interfieren sobre los buenos hábitos de alimentación (ansiedad, fobia social, obsesiones, preocupaciones, baja autoestima o falta de confianza en ti mismo/a, depresión…) y trabajar sobre ellos para lograr recuperar tu salud.

psicologaenmadridcentro
PSICOTERAPIA MADRID CENTRO

C/Mejía Lequerica, 3 – Madrid

T. 668 823 484

http://www.psicoterapiamadridcentro.com

Depresión y Fibromialgia

depresión y fibromialgiaLa depresión es uno de los trastornos psicológicos que cursa mayor comorbilidad  con la fibromialgia, una enfermedad asociada al dolor crónico. Aproximadamente, un tercio de las personas que padecen fibromialgia tienen antecedentes de depresión. Otros expertos señalan que un 60% de estos pacientes padecen depresión.

Para mejorar el afrontamiento de esta enfermedad,  se aplica un  programa protocolizado de tratamiento cognitivo-conductual diseñado para ser llevado a cabo en grupo: se marcan como objetivos: disminuir los niveles de depresión y combatir la visión catastrófica frente al dolor.

Aplicando el programa protocolizado de tratamiento cognitivo-conductual, se produce una reducción tanto en los niveles de depresión como en los de rumiación y magnificación dentro del catastrofismo.

Algunos autores relacionan la indefensión (dentro del catastrofismo) con la depresión en los pacientes de fibromialgia, aunque hay casos en los sí existe una mejora en los síntomas depresivos pero no una disminución (significativa) en las puntuaciones de los pensamientos de indefensión.

Trabajar a nivel emocional ante el dolor crónico es fundamental ya que, el dolor, podemos considerarlo como una experiencia emocional.

psicologaenmadridcentro

 

 

 

 

 

PSICOTERAPIA MADRID CENTRO

C/Mejía Lequerica, 3 – Madrid

T. 668 823 484

http://www.psicoterapiamadridcentro.com

Ansiedad ante los exámenes

ansiedad ante examenensCuando estamos muy próximos a un examen o en época de exámenes, es muy probable que, aunque te hayas planificado bien, lleves una buena dieta, lo combines con ejercicio, estudies mucho, etcétera, no cesen los pensamientos de “inutilidad” o la sensación de bloqueo, te sientas más tenso y con más ansiedad.

Para la preparación del examen te sugiero que analices la racionalidad de tus pensamientos. Aquí entran en juego las distorsiones o sesgos cognitivos, es decir, pensamientos que no están ajustados a la realidad y nos parecen absolutamente reales e incuestionables. Te sugiero que apuntes en una lista cuáles son esos pensamientos más habituales e intentes averiguar a cuál de las siguientes distorsiones se parece (estas son las más frecuentes):

  • Sobregeneralización: interpretar los sucesos negativos como modelos de derrita. Por ejemplo, suspender un examen implica no aprobar ninguno más.
  • Magnificación / minimización: magnificar tus errores y los éxitos de los demás y minimizar tus éxitos y los errores de tus compañeros. Por ejemplo: si suspendes, es un fracaso, pero si lo hacen tus compañeros no lo ves así. Si apruebas piensas que es producto de la suerte (y próximo ya veremos…)
  • Abstracción selectiva: poner toda la atención en un detalle, sacándolo de contexto. “Me estoy examinando y no me acuerdo de una pregunta… voy a suspender, no lo voy a hacer bien”.
  • Error de adivinar el futuro: (enfocamos, visualizamos y anticipamos un futuro negativo) las cosas siempre van a salir mal, sin darse la posibilidad de que sean neutrales o positivas. Por ejemplo cuando pensamos que irremediablemente vamos a suspender un examen aun habiendo estudiado.

Además de la lista de pensamientos que surgen (pensamientos negativos que traen sentimientos de ansiedad y angustia), es importante que elabores una lista de pensamientos alternativos en términos positivos, de manera que cuando te obsesione un pensamiento que te produce agobio, analiza qué tipo de distorsión lleva incluida e inmediatamente cámbialo por un pensamiento alternativo.

En el momento del examen es muy útil emplear las autoafirmaciones para afrontar la situación. Funciona cuando generamos las nuestras propias, con nuestro vocabulario y manera de decir las cosas. Algún ejemplo ante el examen:

“me voy a mantener centrado en el presente… ¿qué debo hacer?…voy a contestar a las preguntas del examen, puedo hacerlo, he estudiado, así que no tengo por qué tener problemas, voy a empezar, sé cómo tengo que hacerlo”…”si me noto muy tenso, haré una pausa para relajarme”…”no voy a tratar de eliminar mi ansiedad, sino de mantenerlo en proporciones adecuadas, no va a poder conmigo”…”este examen puede ser difícil, pero puedo hacer cosas para manejarlo”.

psicologaenmadridcentro

PSICOTERAPIA MADRID CENTRO

C/Mejía Lequerica, 3 – Madrid

T. 668 823 484

http://www.psicoterapiamadridcentro.com

 

¿Puedo sufrir depresión? Factores de riesgo

distimia_0

La depresión pueden tratarse, también los casos más graves. Es importante comenzar el tratamiento cuanto antes.

La depresión no afecta de la misma manera a dos personas y no hay un “tratamiento único” para vencerla.

Las investigaciones sugiere que la depresión es causada por una combinación de factores genéticos, biológicos, ambientales y psicológicos. Puede ocurrir a cualquier edad, pero es frecuente que comience en la edad adulta.

Hoy día, está reconocido que la depresión ocurre también en niños/as y adolescentes, aunque con ciertas diferencias: a veces se presenta con una irritabilidad más prominente que un estado de ánimo bajo. Muchos trastornos crónicos del estado de ánimo (la depresión) y la ansiedad en adultos, comienzan con niveles altos de ansiedad en los/as niños/as.

La depresión, especialmente en jóvenes o en adultos mayores, puede coincidir con otras enfermedades médicas graves (diabetes, cáncer, las enfermedades cardíacas y la enfermedad de Parkinson). Estas condiciones a menudo empeoran cuando hay depresión presente.

Los factores de riesgo para sufrir depresión:

  • Historial personal o familiar de depresión
  • Cambios importantes en la vida, trauma o estrés
  • Ciertas enfermedades físicas y medicamentos

Algunas pautas que pueden ayudar durante el tratamiento de la depresión:

  • Intenta estar activo/a y hacer ejercicio (andar, bicicleta…).
  • Establece metas realistas y realizables.
  • Trata de pasar tiempo con otras personas.
  • Espera que tu estado de ánimo mejore gradualmente, no de manera inmediata (abandona esa exigencia porque solo sirve para no ver tus avances).
  • Trata de no tomar decisiones muy importantes (divorciarse, cambiar de trabajo…) hasta que te sientas mejor.

Si buscas psicólogos en Madrid, puedes llamar para reservar tu consulta:

psicologaenmadridcentro

PSICOTERAPIA MADRID CENTRO

C/Mejía Lequerica, 3 – Madrid

T. 668 823 484

http://www.psicoterapiamadridcentro.com

Fobia Social

En el colegio, siempre temía ese momento en el que el profesor preguntaba y teníamos que hablar en clase, delante de todos”…”todos me están mirando…no puedo”.

La fobia o ansiedad social se clasifica dentro de los trastornos de ansiedad y es bastante frecuente.

Consiste en un temor intenso y persistente de ser observado, juzgado, rechazado o humillado por otros, lo que produce sensaciones intensas y desagradables.

Este temor puede afectar a diferentes ámbitos de quien lo padece, como el trabajo, la escuela y otras actividades cotidianas. Incluso puede dificultarle establecer y mantener amistades.

La Terapia Cognitiva-Conductual (TCC) es especialmente útil para tratar la fobia social.
A través de este tipo de psicoterapia, se enseña a la persona con fobia social otras maneras de pensar, comportarse y reaccionar ante diferentes situaciones, de forma que aprenderá a sentir menos ansiedad o temor. También ayuda a aprender y practicar cómo desenvolverse socialmente.

Reserva ya tu sesión en el despacho de Alonso Martínez  de Psicoterapia Madrid Centro

 

psicologaenmadridcentro

PSICOTERAPIA MADRID CENTRO

C/Mejía Lequerica, 3 – Madrid

T. 668 823 484

http://www.psicoterapiamadridcentro.com

Qué hacer para combatir el insomnio

Tratamiento de Insomnio_Psicologa Lydia BreaLa dificultad para conciliar el sueño o para mantenerse dormido es lo que caracteriza al insomnio, un trastorno que afecta cada vez a más personas. El insomnio es un trastorno del sueño.

Existen diferentes tipos de insomnio:

1.- de conciliación. Consiste en la dificultad al intenta conciliar el sueño, de manera que quien lo sufre, puede estar despierto entre varios minutos hasta horas.

2.- de despertar precoz. Este tipo consiste en que la persona se despierta, sin motivo, antes de la hora habitual, si haber descansado suficiente, y no consigue volver a dormir.

3.- de mantenimiento. Este caso se produce cuando la persona se despierta varias veces durante la noche y se levanta por la mañana con la sensación de no haber descansado.

Estos tres tipos de insomnio, pueden presentarse como únicos, pero es frecuente que estén presente varios (p.e. insomnio de conciliación y varios despertares). El resultado es una sensación de cansancio durante el día, llegando a afectar de manera muy significativa la calidad de vida y a tu salud.

Una buena calidad de sueño es más importante que el tiempo de sueño, ya que cada persona presenta diferencias en su ciclo del sueño.

La falta de calidad de sueño puede afectar a procesos básicos como la atención y la memoria, también a la  capacidad de reacción y el estado de ánimo. Incluso, de mantenerse en el tiempo este trastorno del sueño, podría generarse problemas físicos como sobrepeso, diabetes, cefaleas, problemas relacionadas con el sistema inmune, etcétera.

Existen diferentes causas por las que se puede llegar a padecer insomnio. El estrés y los problemas de ansiedad suelen estar detrás de esta afectación.

Otras posibles causas pueden ser:

  • Enfermedades respiratorias o metabólicas
  • Hábitos poco saludables como el consumo de drogas, alcohol, comidas difíciles de digerir, exceso de bebidas estimulantes…
  • Trastornos de ansiedad o del estado del ánimo

Un aspecto a tener en cuenta es que, una vez detectamos este tipo de trastorno, es muy importante introducir ciertos cambios en nuestras rutinas diarias con la finalidad de recuperar una buena calidad de sueño.

Si presentas insomnio, es recomendable que acudas a tu médico de atención primaria, quien evaluará tu caso y descartará cualquier factor de origen biológico que esté en originando el trastorno. Descartado este factor, hay que actuar sobre la causa psicológica y ambiental que están implicadas.

En cuanto a la parte ambiental, nos estamos refiriendo a la higiene del sueño, que consiste en la adquisición, instauración y puesta en práctica de pautas que están orientadas a que aumente tu calidad de sueño:

  • Establecer un horario para ir a dormir.
  • Eliminar dispositivos electrónicos (móvil, televisión, etc) horas antes de acostarse.
  • Limitar el tiempo de siesta
  • Realizar ejercicio aeróbico (pero no por la noche)
  • Evitar anticipar pensamientos sobre no poderse dormir

En caso de ser la ansiedad o preocupación excesiva la que está en la base de tu insomnio, acude a un profesional de la Psicología para ayudarte.

 

NOTAToda la información incluida en este artículo tiene propósitos informativo. Si necesitas más consultar alguna cuestión o tienes cualquier duda, puedes ponerte en contacto conmigo mediante los datos indicados en el blog.

Dirección y teléfono de contacto:

  • C/ Mejía Lequerica, 3, 3°dcha. despacho 7 – 28004 Madrid
  • Tlf: 668 823 484
  • www.lydiabrea.com

logotipo Lydia Brea COPM

Distorsiones en los estados de ansiedad

En ocasiones podemos sentirnos angustiados por algo que pensamos y que no podemos evitarlo, y además, nos sentimos así cada vez que nos viene a la cabeza. Cuando no tenemos datos objetivos que respalden esos pensamientos (no hay pruebas que lo avalen), no son lógicos ni funcional (no me sirve en mi día a día) y vienen en forma de mandato (es rígido), estamos ante un pensamiento distorsionadoMIEDO

Las distorsiones más frecuentes que aparecen ante un estado de ansiedad o angustia son:

  • Sobreestimación. Pensamos en términos de estimación. En el momento en el que me angustio, estoy estimando que la probabilidad de que lo pero ocurra, es del 100%
  • Catastrofización. Mi mente se centra en lo peor que puede ocurrir, sin contemplar otras posibilidades.

También estamos infravalorando los recursos personales a la hora de hacer frente a esta situación que nos viene a la mente, de modo que lo más probable es que me quede bloqueado o incluso paralizado.

Estas distorsiones proceden de nuestra historia de vida mediante un proceso de aprendizaje y se activan ante un acontecimiento desencadenante. Actúan de filtro en la interpretación de nuestra realidad, y cuando están presentes, nos generan un estado de malestar que interfiere en el día a día.

Si buscas Psicólogo en Madrid, reserva tu consulta:

psicologaenmadridcentro

PSICOTERAPIA MADRID CENTRO

C/Mejía Lequerica, 3 – Madrid

T. 668 823 484

http://www.psicoterapiamadridcentro.com

¿Tengo ansiedad?

Placeholder ImageLa ansiedad y las preocupaciones son muy corrientes, pero cuando es algo persistente en el tiempo y patológica, es muy probable que comencemos a ‘sentirlo en el cuerpo’. En ocasiones son síntomas físicos y/o fisiológico como el dolor de cabeza, contracciones musculares, insomnio, molestias estomacales (colon irritable, por ejemplo). Otras veces en cambio, pueden aparecer respuestas más relacionadas con estados emocionales como una constante irritabilidad (impacientes), inquietud, indecisión, tristeza… El motivo suele ser la exposición a estresores y a una interpretación de los sucesos basada en creencias limitantes o contraproducentes. Aquí, los valores aprendidos y las actitudes adoptadas explican la vulnerabilidad psicológica que cada persona presenta.

Uno de los aspectos que se trabaja en consulta, es precisamente la detección de estos valores (creencias limitantes) y trabajar para que dejen de perturbarnos. Algunos ejemplos de estas creencias son la necesidad de aprobación o el perfeccionismo, entre otros.

Si buscas psicólogos en Madrid, reserva tu consulta:

psicologaenmadridcentro

PSICOTERAPIA MADRID CENTRO

C/Mejía Lequerica, 3 – Madrid

T. 668 823 484

http://www.psicoterapiamadridcentro.com

Gestión emocional y autocontrol

montaña rusa emocional.pngEl autocontrol hace referencia a los procedimientos de terapia cuyo objetivo es enseñar a la persona estrategias para controlar o modificar su propia conducta a través de diferentes situaciones, con la finalidad de alcanzar metas a largo plazo.

Cabe destacar que el paciente juega un papel importante, ya que es el director de su conducta, de modo que será quien la observará, evaluará y modificará. El psicólogo en este caso, es un mero colaborador que ayuda enseñando métodos, la teoría, los principios del cambio de conducta con el propósito de que aprenda a controlar la conducta.

“Hay personas que son incapaces de sobrellevar con paciencia los pequeños contratiempos” (Bertrand Russell, La conquista de la felicidad)

Las personas que presentan lo que llamamos una ‘montaña rusa de emociones’ que, una vez evaluamos en sesión de psicoterapia, observamos que dichos estados emocionales parece que dependen de factores externos (“esa tarde no se quedó y lo pasé fatal, me puso  de los nervios…”; “no supe nada de ella y estuve todo el día mal…”; “me dieron la nota del examen y me amargaron el día, estuve en la cama hasta el día siguiente…”). Efectivamente, muchos problemas psicopatológicos, parecen relacionados con un excesivo control ambiental de la conducta, y las estrategias de autocontrol ayudan a las personas a vencer este dominio y reemplazarlo por un control interno.

El autocontrol pone su énfasis en los objetivos a largo plazo (la demora de la gratificación, la persistencia frente a la adversidad). Incluye técnicas que la persona va a aplicar a través de distintos contextos, lo que supone que los métodos son, en su mayoría, cognitivos: Los individuos adquieren por aprendizaje el programa para cambiar cognitivamente (o mentalmente) y lo aplica para cambiar su conducta manifiesta.

Así, dentro de las estrategias que se tratan para aumentar el autocontrol, está el establecimiento de objetivos, control de la motivación, el castigo y la recompensa internos.

“Se enfurecen cuando pierden un tren, sufren ataques de rabia si la comida está mal cocinada, se hunden en la desesperación si la chimenea no tira bien y claman venganza contra todo el sistema industrial cuando la ropa tarda en llegar de la lavandería.” (Bertrand Russell, La conquista de la felicidad)

 

NOTAToda la información incluida en este artículo tiene propósitos informativo. Si necesitas más consultar alguna cuestión o tienes cualquier duda, puedes ponerte en contacto conmigo mediante los datos indicados en el blog.

psicologaenmadridcentro

Dirección y teléfono de contacto:

PSICOTERAPIA MADRID CENTRO

C/Mejía Lequerica, 3 – Madrid

T. 668 823 484

http://www.psicoterapiamadridcentro.com

 

logotipo Lydia Brea COPM